15Ene
Por: userDesarrollo2015 Publicado: enero 15, 2019 En: Blog, Estudios de Mercado Comentarios: 0

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, conocidos por sus siglas ODS, han ido cobrando cada vez una importancia mayor desde su aparición en 2015. Según la Organización de las Naciones Unidas la participación de las empresas en la consecución de los Objetivos es imprescindible para alcanzar las metas fijadas en 2030, siendo además una acción rentable para la empresa ya que reporta al mismo tiempo numerosos beneficios.

El papel de las empresas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los ODS son 17 objetivos promovidos por la ONU que pretenden guiar, de manera coordinada, la acción mundial colectiva hasta 2030 para adoptar medidas que logren acabar con los grandes problemas del planeta y abordar los retos de la humanidad. Estos van desde poner fin a la pobreza y el hambre, promover el empleo decente e inclusivo hasta garantizar el acceso a la energía, entre muchos otros.

Aunque pudiese parecer que los Objetivos de Desarrollo Sostenible son algo destinado principalmente a los Estados, incumben además a gobiernos, empresas y sociedad civil.
Desarrollo sostenible

Los ODS son obviamente objetivos muy globales pero sobre los que se ha de actuar a través de acciones locales que sumen y se muevan en la misma dirección, como se dice comúnmente “hay que comenzar plantando una semilla para que crezca el bosque”.

El argumento empresarial a favor de la participación en los Objetivos de Desarrollo Sostenible es sólido ya que mejora la reputación de la entidad y promueve la innovación, genera nuevas oportunidades de negocio, los ODS permiten mejorar la relación de las organizaciones con sus empleados, clientes, inversores y resto de grupos de interés, aumentando la eficacia operativa, la motivación y la retención del talento.

Sin embargo, cualquiera que esté implicado en el frenético día a día de las pymes, sabe de la presión por los rendimientos a corto-medio plazo. El miedo de las empresas a embarcarse en un plan estratégico que puede ser tan amplio frena su contribución a los ODS. Por ello, los Objetivos de Desarrollo Sostenible han abierto un importante marco para que el sector privado entienda, interiorice y contribuya a solucionar los mayores retos de la sociedad.

Las empresas, un actor clave, para los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La aportación inicial de la pyme debe partir de una base más cercana a su cotidianeidad, por ejemplo, propiciando condiciones laborales y salarios dignos; apostando por la I+d+i en tecnologías, en la salud o en agricultura; implementando el respeto a los derechos humanos en su organización y su cadena de valor; reduciendo los impactos medioambientales; favoreciendo la transparencia en sus operaciones y en su relación con los gobiernos.

Como es lógico, no todos los ODS reciben la misma atención por parte de las empresas ni tampoco todos los sectores tienen los mismos impactos e intereses sobre ellos.

Los ODS con más presencia son el 8 (trabajo decente y crecimiento económico), el 13 (acción por el clima), el 9 (industria, innovación e infraestructura), el 3 (salud y bienestar) y 7 (energías renovables).

Desarrollo sostenible

Fuente: ‘La contribución de las empresas españolas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible’.

Guías prácticas para las empresas y el alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible  

Existen dos guías para ayudar al sector privado a integrar los ODS en su gestión interna.  La primera es El sector privado ante los ODS. Guía práctica para la acción, realizada por la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas. Y en segundo lugar, la Guía SDF Compass, esta incorpora además unos indicadores que permite medir a las empresas su contribución.

Para alcanzar el desarrollo sostenible y éxito empresarial, las empresas deben articular un propósito claro, vinculado a los grandes retos del desarrollo sostenible, y utilizarlo para dar forma a los planes y la cultura de la organización. La capacidad de las empresas de estimar el valor de los impactos ambientales y sociales de sus actividades, e integrarlas dentro de su estrategia y toma de decisiones, repercutirá en sus resultados y su reputación.

[yop_poll id=»3″]

¿Quieres suscribirte a nuestra newsletter?

Recibe información sobre marketing digital, marketing estratégico, estudios de mercado y mucho más.