11Nov
Por: userDesarrollo2015 Publicado: noviembre 11, 2019 En: Marketing Digital Comentarios: 0

“Marketplace es un lugar en la red donde se producen intercambios comerciales entre diferentes empresas” (John Sviokla)

Es decir, es como un centro comercial, pero en versión online y todo reunido en una misma página web. El ejemplo más claro que existe, es la compañía estadounidense, Amazon, fundada por John Brezos.
Pero, ¿qué aspectos positivos y negativos tiene el comprar en un Marketplace? ¿Y vender?

Las ventajas desde el punto de vista del consumidor

  • Comodidad: no es necesario ir a ninguna tienda física, se puede realizar todo el proceso desde una misma página web, comparar precios, productos y comprarlos en el momento.
  • Tiempo de envío: es posible recibir los productos en 24 horas, dependiendo del método que se elija. Además, dependiendo de la web o el volumen de compra puede no tener coste de envío.
  • Envíos internacionales: se pueden conseguir productos de casi cualquier parte del mundo con tan sólo un “clic”.
  • Precio: además, de ser en la mayoría de las ocasiones más rentable, hay páginas que ofrecen descuentos extra, si se compran los productos desde su aplicación móvil, como es el caso de Aliexpress.
  • Referencias: las opiniones relativas a los productos son accesibles para todos los usuarios. Es más, usualmente, tras la compra y la recepción de un producto, el marketplace suele enviar un correo para que se evalúe tanto el producto, como la tienda y el proceso de compra.
  • Incidencias: en el caso de tener algún problema, hay un servicio de atención al cliente con el que se puede hablar desde la misma web, por teléfono o vía mail.

 

Descargar plantilla PowerPoint

Desventajas desde el punto de vista del consumidor

  • Intangibilidad: no es posible ver físicamente el producto hasta su recepción.
  • Recepción del producto: algunos productos pueden llegar dañados si el embalaje o el servicio de distribución no es el adecuado.

Ventajas desde el punto de vista del vendedor

  • Mayor difusión: tanto si es una pequeña empresa, un mayorista o una multinacional, orgánicamente, se accede a un mayor número de posibles clientes. Asimismo, no es necesario poseer una propia web de venta online para poder vender en un Marketplace.
  • Clientes internacionales: depende de la web dónde se decida vender el producto, se accederá a la venta internacional. En Amazon, por ejemplo, se necesita especificar a los países que se desea vender, el precio que se paga al ofertar un producto varía del país y número de países al que se quiera exportar.
  • Venta complementaria: existen marketplaces que se dedican a liquidar los productos de ecommerces como es el caso de Privalia. Privalia, es una tienda online de productos “outlet” o de finalización de stock.
  • Comentarios y calificación: pueden ser beneficiosos, si todo el proceso de compra ha sido óptimo. Puesto que, en la mayoría de marketplaces, existe la opción “ordenar por puntuación”. Igualmente, esta “ventaja” es muy importante ya que 9 de cada 10 compradores online buscan datos y opiniones en los marketplaces.
  • Reducción de gastos: los costes originados por la compra de los productos, como son, los gastos bancarios o los gastos de distribución. Aunque, según el acuerdo realizado con el marketplace, ellos obtienen un porcentaje de las ventas o cobran una tarifa mensual o por volumen de productos.
  • Fiabilidad: la venta a través de un Marketplace aporta seguridad a los consumidores. Asimismo, Amazon, garantiza igualmente el pago para el vendedor y asegura al comprador la entrega. La plataforma posee un sistema “anti-fraude” que ayuda a transmitir confianza a ambas partes.

Desventajas desde el punto de vista del vendedor

  • Competencia entre los vendedores: existen diversidad de marcas y de tiendas con productos similares. Por lo que se debe definir adecuadamente la estrategia que se vaya a ejecutar, ya sea, una estrategia de diferenciación, de liderazgo en costos o de enfoque.
  • Actualización constante: se necesita estar al corriente de las modificaciones que realiza la competencia, tanto en ofertas, precios o mejoras.
  • Volumen de ventas: el coste originado por las ventas puede no ser rentable si se tiene una gran facturación o se posee una marca muy conocida, ya que el marketplace se llevaría un porcentaje de esa transacción.
  • Opiniones: pueden ser muy ventajosas, pero a la vez negativas ya que sólo un pequeño porcentaje de clientes satisfechos deja una reseña positiva en Internet. En cambio, cualquier cliente insatisfecho o contrariado, teniendo o no razón, publicará su opinión en Internet.

¿Son los españoles consumidores en marketplaces?

Según el Estudio Anual Marketplaces 2019 creado por la consultora Tandem, un 61% de los españoles de 18 a 65 años han comprado en alguna ocasión en marketplaces.
Los productos más demandados por los consumidores españoles son productos de electrónica, moda e informática.
Amazon es el marketplace más usado por los españoles. El 82% de los compradores online españoles manifiestan que han efectuado una compra en dicha web. En segunda posición se encuentra Ebay con un 51% y en tercera posición, el gigante chino, Aliexpress, en el que un 40% de los consumidores online españoles afirman haber comprado. La empresa española, El Corte Inglés, se encuentra en cuarta posición con un 35% de los encuestados.
A pesar de estos datos, quienes lideran por frecuencia de compra en España son Amazon y Aliexpress, los consumidores compran en dichas páginas una media de 12,3 veces al año. Pero, por mayor cuantía media de compra, se encuentran las webs españolas, PC Components y El Corte Inglés, con un gasto medio de compra de 86,40€ y 79,10€, respectivamente.

Facebook Marketplace

En 2017, Facebook sacó al mercado su propio Marketplace en 17 países entre los cuales se encontraba España. Es un servicio gratuito de compra y venta de productos parecido a Wallapop o Vibbo.
La idea que proponía Facebook y con la que iba a ser diferente a las demás es que posibilita encontrar productos de usuarios conocidos por nosotros. Es un servicio rápido, simple y cercano, ya que se habla directamente con el propio vendedor, a través, de Facebook Messenger. En estos 2 años, esta sección de Facebook ha evolucionado posibilitando a emprendedores, pequeñas y medianas empresas ofrecer sus propios artículos y promocionarse.
Ofertar un producto a través de Facebook Marketplace es muy sencillo, lo único que se debe hacer es entrar en la función de Marketplace y añadir un producto con una descripción, al menos, una fotografía y el precio. Y para comprarlo pulsar en contactar con el vendedor.

Principales funciones

  • Venta: se puede vender cualquier tipo de producto, vehículos o casas. Además, se pueden ofertar propiedades en alquiler e incluso empleos.
  • Perfil: desde una cuenta se pueden ver, sus propios artículos en venta, sus compras, las conversaciones entre consumidores y comerciantes, artículos guardados, incluso se puede seguir a perfiles.
  • Guardados: productos que te interesan o que te han llamado la atención.
  • Categorías: se ordena por tipo de productos, por ejemplo, ropa, tecnología o empleo.
  • Búsqueda: se puede buscar desde un artículo hasta una persona o tienda en concreto.

¿Mercadillo Ilegal?
Las falsificaciones son artículos que puedes encontrar en Facebook Marketplace. Ellos se justifican afirmando que los artículos que se publican pasan por un doble sistema de control, para eliminar anuncios como productos falsos u obscenos. Primero pasan por un sistema de criba automática; y segundo, por un equipo humano que se ocupan de revisar y localizar dichos productos y que estos estén acordes con las políticas de uso del Marketplace.

 

Por: userDesarrollo2015 Publicado: noviembre 11, 2019 En: Comentarios: 0

Ventajas e inconvenientes de vender en un marketplace